Bienvenida/o

Querido/a
Si al igual que yo, has perdido un ser querido por suicidio, lo siento y te entiendo. Hace más de 5 años que mi madre se suicidó, haciéndose realidad el peor de los temores.
Si no es el caso no importa, como personas que somos, somos seres que sienten, y perder lo que se ama duele.

Si eres superviviente, por desgracia no estas solo/a. Las cifras crecen año tras años, como las iniciativas y proyectos como el que estás visitando, destinadas tu apoyo y soporte.

Esta experiencia traúmatica sin duda te llevará a ser alguien desconocido a fecha de hoy, y es que no se vuelve a ser el mismo que se era antes. Puede que el dolor, la tristeza, el miedo, la rabia, la culpa y la vergüenza no te permitan ver un futuro esperanzador. Lo entiendo, lo he vivido en mi piel, y es que el terrible dolor que casi me aniquila ha sido un gran maestro.

Deseo poder acompañarte en tu proceso de duelo por suicidio. Está en tu mano como transitar este camino que es inevitable. Te ofrezco mi más absoluto respeto y comprensión, para que nazca una persona más sabia y compasiva.

Anuncios