Ya nunca podré recibir el amor que de ti me falta

Ahora que tu no estas ya nunca podré recibir el amor que nunca me diste.
Sabes Mama, aprendí pronto a buscarlo en otras personas. Guardo trazas de memoria que me llevan hasta la edad comprendida entre mis dos y tres años. Me recuerdo como un niño risueño, hablador, simpático y muy muy sociable. Quizás esa sea mi naturaleza o quizás tales rasgos de mi personalidad empezaron a desarrollarse a corta edad, intuyendo lo que sería la gran carencia de mi vida, que a día de hoy puedo identificar como la carencia de tu amor hacia mi.
Ahora que tu no estas ya nunca podré recibir el amor que nunca me diste.
No escribo estas palabras con el impulso de la rabia, el enfado y el resentimiento, más bien con aceptación y comprensión hacia ti, conocedor del abandono que sufriste a temprana edad por parte de tu madre, mi abuela, así como del dolor que te acompañó gran parte de tu vida, de la depresión manifiesta durante muchos años, y del sufrimiento y vacío existencial que sentías al no poder realizar tus anhelos, aspiraciones y sueños.
Junto a lo expresado, en el interior de mi pecho hay un lago de aguas estancadas, en este momento lleno de lágrimas, al ser conocedor que el más mínimo anhelo de poder recibir tu amor se ha marchitado junto con tu aliento.
Ahora que tu no estas ya nunca podré recibir el amor que nunca me diste.
Sabes Mama, ante esta falta de amor he desarrollado un carácter miedoso, y no precisamente de un miedo paralizante que aun me impidiera más nutrir mi anhelo de amor a través de otros seres humanos. Más bien de todo lo contrario, de un miedo que aunque frío y que me provoca serias dificultades para el establecimiento de relaciones afectivas en el plano de la pareja, es un miedo cálido y tierno que me proporciona tener muchos amigos y amigas, que me aporta carisma, ser considerado una buena persona, caer bien a la gente, lo cual hace que me sea muy fácil conectar y congeniar con todo tipo de personas debido a mi carácter afable y comprensivo. Pero sabes mama, gran parte de esta máscara es solo eso, una máscara que he llevado puesta gran parte de mi vida de forma inconsciente con el fin último de poder saciar mi falta de amor, esa falta contraída no se que días de mi vida.
Ahora que tu no estas ya nunca podré recibir el amor que nunca me diste.
Sabes Mama, En este momento de mi vida poder sincerarme conmigo mismo y mirarme ante el espejo con los ojos de un hombre maduro, y con ello quiero decir, reconocerme como imperfecto, con una existencia limitada y con unos medios y posibilidades finitos es terriblemente desgarrador y liberador a la vez. Dentro de mi existencia finita y limitada, y por ello imperfecta, caben todas mis carencias, destacando la más grande, la bandera enarbolada por cupido y Platón. Ahora, en este momento de mi vida soy consciente de que la gran parte de mis anhelos vitales que se concretan en el deseo de construir una familia, la necesidad de destacar, de ser reconocido por otras personas, la conducta de caer bien, así como de ir vestido con los ropajes de la amabilidad y disponibilidad, entre otras, representan mis manipulaciones sombrías para obtener un sucedáneo de amor descafeinado, siempre insatisfactorio, al no ser el amor que viene de ti Mama y que ya nunca jamás podrá venir de ti. Reconocer esto me duele en lo más profundo y agranda mi hastío vital, a la vez que es como la llegada de la primavera tras un frío invierno, y con ella, el aire lleno de olores, y con ella más horas del sol en el día, y con ella la explosión de la vida.
Resulta paradójico que el hecho de tomar consciencia de la herida psicológica, ya en vías de cicatrización, que tu muerte por suicidio ha provocado en mi, también ha traído consigo la luz brillante. Resulta disparatado darse cuenta de que con tu ausencia se ha disipado la más mínima esperanza de poder obtener un amor que nunca. Esto me desgarra y me libera. Me desgarra la cruda realidad de tu suicidio y me libera de la máscara que creé para tratar de satisfacer el anhelo de amor nunca recibido que contigo también murió.
Que paradójica es mi vida y tu muerte, con multitud de brillos y destellos luminosos que surgen de la más oscura noche del Alma. Y es que una parte de mi inmadurez e inocencia también murió. Ese Darío niñito, de mirada ingenua, educado y con buenas maneras quedó atrás. El principio de su muerte simbólica fue ese 9 de Diciembre del 2009, día en que mi hermana me llamo para darme la noticia de tu suicidio. A partir de tal día, vinieron días, semanas y meses de un deambular por un mundo sin sentido en el que yo también dejé de ser, en parte. Contigo Mama, se fue un niño secuestrado por la esperanza de tu amor, aquel que tanto necesitaba y que no tuve en la medida en la que yo necesitaba, para empezar a gestarse una nueva persona, consciente de las heridas, algunas curadas y tras en proceso, un hombre despierto y sensible a la fugacidad de la vida, a la impredecibilidad de los acontecimientos de este mundo, y con un poso de hastío existencial.

Anuncios

6 thoughts on “Ya nunca podré recibir el amor que de ti me falta

  1. Gracias Dario, por compartir tu autenticidad, con este escrito tan real y sincero. Ahora ese amor que sentiste ausente, lo has ido creando tu, al tomar y crear desde tu dolor el AMOR, y poniendolo en tu dia a dia. Un abrazo

    Me gusta

  2. Te comprendo , te admiro y te felicito !
    A mí también me hace falta un abrazo de mi Padre que se suicido hace 13 años.
    Y cada circunstancia en nuestra vida tiene su aprendizaje, son nuestros Grandes Maestros.
    Y yo he aprendido muchísimo , y lo cuento así , como Tú , desde el Amor y Gratitud y no sabemos a qué Alma tocara nuestras palabras y ayudará .
    Gran misión de vida nos toco !!!
    Namaste 😘

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s