Poema

reflexiones-despues-de-un-suicidio-Rumi-la-cicatriz-es-el-lugar-por-donde-entra-la-luz
Un sabio me dijo una vez;
La pedrada es del tamaño del sapo.
No lo se!
La pedrada de la vida
al sapo que nada en desidia.
Esta vez el sapo yo soy,
Más que en desidia nadando,
hecho añicos, tras la pedrada
a un oscuro vidrio.
Ya no se si hombre o sapo.
Nada se. No se nada y me pregunto,
postrado en negro mármol.
Agua derramada, iceberg en llamas.
Vasos y platos vacíos
Hogares amargamente despoblados.
Lágrimas de granizo en mi alma.
Me duele el corazón y pecho
tras espinosa pedrada.
Mi madre se ha ido
Hoy martes no está conmigo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s